martes 23 de abril de 2024 - Edición Nº1966

Locales | 11 mar 2024

COMIENZO DEL CICLO LECTIVO

La educación: el nuevo frente de tormenta para Javier Milei | Por Dario Molina

Esta semana comenzó el ciclo lectivo en el marco del nuevo régimen de derecha. La Escuela, la más rebelde institución social, resistió desde siempre los vaivenes de la política. Respondió tarde a los tambores de la democracia en los ochenta, supo insubordinarse a la decadencia de los noventa y se convulsionó poco con los escarnios del dos mil uno.


Por Dario Gregorio Molina *

En los últimos veinte años hubo propuestas que a la escuela le costó mucho asimilar, precisamente por lo refractaria que es la institución a las decisiones del poder de turno. Sin embargo, la introducción de espacios curriculares nuevos como Derechos Humanos, Construcción de Ciudadanía, Trabajo y Ciudadanía, ESI, y otras propuestas para integrar a los chicos a la democracia más o menos formal, fueron poco a poco aceptados. Son esas políticas enmarcadas en el sistema democrático las que viene a destruir el nuevo poder político.

Si hay algo que aprendimos en los últimos dos meses es que las promesas del presidente se cumplen. El desprecio por la educación ya fue expresado muchas veces, a ello responde la eliminación del Ministerio que la contenía. Los recortes de gastos que caerán sobre el área serán tan trágicos como inevitables y ni siquiera deberíamos limitarnos a la Escuela Pública, porque hay otro dato que no se puede dejar de lado; es muy que probable que la economía expulse alumnos de sistema privado al estatal, lo que reclamaría más presencia del Estado, algo que el gobierno no está dispuesto a hacer.

¿Que pasara entonces con la educación? El discurso del presidente es claro. Los docentes comprometidos son “militantes”, la educación democrática es “adoctrinamiento”, el presupuesto educativo es “gasto”. Todo el sistema escolar que conocemos será atacado. Ideológicamente, el sueño de la Derecha es la vuelta a la disciplina de rebaño; a los uniformes, las sanciones, el saludo honorable al director de turno. El proyecto en el área de educación es la domesticación. Algo que denunció Foucault hace cincuenta años.  

En definitiva, los grandes cambios que el gobierno promete en educación empiezan hoy. No se trata de hacer futurismo, todo lo contrario. La economía que se vino debería hacernos reflexionar sobre la escuela que se viene. Milei le declaró la guerra  a la educación pública y a todo lo que ella significa para la democracia. Abrió otro nuevo frente de batalla y hay que ver cómo le va.

Pero  la Escuela, por su naturaleza misma es auto inmune a los cambios de régimen. La primera experiencia derechista de Macri, no pudo imponer la Escuela autoritaria que hubiera querido. Tal vez sea ese el dato más esperanzador. Habrá que ver entonces de qué manera la nueva propuesta autoritaria  puede penetrar el casco protector que la Escuela tiene. Porque ella tiene algo que no tiene ninguna otra institución del Estado, algo tan obvio como determinante;  jóvenes. Y por más que les pese a muchos, la juventud ha sido, es y será la franja etaria más rebelde de las sociedades humanas.

 

* Dario es profesor, docente secundario, escritor y reside en San Bernardo.

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias