martes 23 de abril de 2024 - Edición Nº1966

Locales | 17 ene 2024

LINDERO AL MUELLE

Miedo, tumulto, alboroto y discusiones, por la presencia de pequeños tiburones en playa de San Clemente del Tuyú

La calma de un perfecto atardecer en la playa lindera al muelle de pesca se vio interrumpida por la presencia de tres pequeños tiburones, que primero causaron miedo, luego una gran concentración de gente originándose gritos y discusiones entre algunos que querían sacarlos del agua para fotografiarse y la gran mayoría que pugnaba por no molestar a los animales ahuyentándolos mar adentro.


De pronto la calma de una tarde saclementina soleada, apacible luego de una madrugada de lluvia y un día gris, sin una gota de viento que invitaba a caminar por la playa, tomar un baño, o compartir un mate, se vio interrumpida violentamente este martes.

 


Gente y más gente se agrupaba en la playa lindera al muelle de pesca. Los bañistas corrían hacia la rompiente y volvían a la playa para luego volver a internarse en el agua. La curiosidad acercaba gente de playas vecinas y se podía intuir peleas y discusiones. Se veía gente gesticulando y señalando el mar, cuando de pronto un joven sacó un pez de unos cincuenta centímetros de largo y una señora se lo quitó y lo revoleó al mar. Parte de los curiosos y curiosas que se encontaban en el lugar, lejos de entender la buena actitud de devolver el pez al agua comenzó a increparla: "lo vas a matar! pobrecito!. "Cómo lo vas a tirar así", le gritaba otra joven exaltada a la mujer, sin comprender que la actitud y violencia al arrojar el pez seguramente se debía a una situación de miedo y querer desprenderse rápidamente del pequeño tiburón

 


Pero eso no era todo, de repente aparecieron dos pequeños tiburones más, y la cosa amenazaba con pasar a mayores. Mientras una jovencita discutía con la mujer que había arrojado con violencia el primer tiburón, dos jóvenes esgrimían sendos pequeños tiburones en sus manos. "Dejalos!", "No lo mates", "No lo mato, me quiero sacar una foto!"

 

En el centro de la imagen, la mujer que arrojó violentamente el tiburón, en momentos de ser increpada por una joven de bikini negra.


De pronto el consenso de devolver los pequeños tiburones mar adentro ganó el espíritu de la mayoría, que moviendo el agua y espantando a los peces que pugnaban por nadar hacia la orilla, lograron el cometido de regresarlos mar adentro. Todo terminó en una anécdota de vacaciones con final feliz, con la moraleja que por suerte existe una conciencia mayoritaria de respeto por la vida animal, "salvo algún descerebrado que nunca falta, que prefiere sacarse una foto antes que respetarlos", como dijo alguien que acompañaba a este reportero observando los acontecimientos. 

 

EL TIBURÓN CAZÓN

El Tiburón Cazón es una especie de tiburón que se encuentra en la costa atlántica de Argentina y es muy popular entre los pescadores deportivos por su pelea y su gran tamaño.

También conocido como Tope o Musola, es un tiburón de la familia Triakidae, género Galeorhinus. Se caracteriza por tener un cuerpo cilíndrico y estrecho, una aleta dorsal grande y dos aletas laterales pequeñas. Suele habitar en fondos de arena y barro en aguas costeras y se alimenta de crustáceos, cefalópodos y peces. No ataca y es inofensivo, pero como todo animal si se siente amenazado o en peligro, instintivamente puede llegar a morder.

​​​​​​

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias