martes 03 de octubre de 2023 - Edición Nº1763

Regionales | 11 sep 2023

ECOSISTEMA MARINO

¿Porqué cuidar las playas, qué hay debajo de la arena?

A simple vista, la arena de la playa parece una superficie uniforme y simple, pero bajo su apariencia idílica y relajante, se esconde un fascinante mundo subterráneo lleno de secretos y vida.


¿Alguna vez te has preguntado qué ocurre debajo de esa arena dorada que tanto amamos? En este artículo te llevaremos a un mundo secreto lleno de sorpresas geológicas, tesoros naturales y materiales esenciales para nuestra vida moderna.

¿Qué hay bajo las playas del mundo?

Bajo la superficie arenosa de las playas, se esconden secretos geológicos, ecosistemas vitales y una materia prima esencial para nuestra economía moderna. La historia natural de una playa arenosa es tan variable que es casi imposible definir una playa típica. La profundidad de la arena, que puede variar considerablemente, a menudo oculta una capa de arena compacta y piedra arenisca.

Factores como la forma y el ángulo del área donde se acumula la arena, los materiales debajo de la arena, la fuente de la arena, su tamaño y textura, y los patrones de olas y corrientes influyen en la profundidad de la arena de una playa.

En las playas del Mediterráneo y del Atlántico en España, encontramos una variedad de rocas a varias profundidades. En la región mediterránea, se puede dar con caliza, una roca sedimentaria formada a partir de los restos de organismos marinos. En nuestro país, en la región atlántica, al excavar podemos encontrar granito, un tipo de roca ígnea. Otros lugares, como las playas de Dover en el Reino Unido, están compuestos por tiza, un tipo de caliza compuesta por los restos microscópicos de plancton marino.

Debajo de las playas de la costa del golfo de Florida, encontramos una capa de materia orgánica en descomposición y un material fangoso de color negro. En diferentes partes del mundo, como Copacabana en Brasil, Walkiki en Hawái y Bondi en Australia, descubrimos diferentes tipos de rocas, desde granito hasta basalto, arenisca y pizarra. Pero, ¿para qué se utilizan todos estos materiales?

¿Para qué se utiliza la arena?

La arena es un recurso crucial para una variedad de aplicaciones industriales. Es esencial en la fabricación de chips de silicio para la tecnología electrónica, lo que significa que sin arena, no habría teléfonos móviles, ordenadores u otros dispositivos electrónicos. Además, la arena se mezcla con cemento para crear hormigón, utilizado en la construcción de edificios, puentes y carreteras.

Sin la arena, los dispositivos electrónicos que estás utilizando para leer este artículo no serían posibles.

También desempeña un papel fundamental en la producción de vidrio y asfalto. En la industria del petróleo y el gas, la arena se utiliza en la fracturación hidráulica para liberar petróleo y gas.

Sin embargo, la extracción y procesamiento de arena tienen un alto costo ambiental, que incluye la erosión de costas, la pérdida de hábitat y la contribución al cambio climático.

El cambio climático y sus impactos en las playas y sus materiales

La arena es un recurso crucial en la tecnología electrónica, la construcción y la industria en general, pero su extracción y procesamiento tienen un impacto ambiental significativo. El cambio climático y el ser humano están alterando nuestras playas y los materiales que las componen, lo que presenta desafíos y amenazas para las comunidades costeras y la biodiversidad.

Las sequías severas provocadas por el cambio climático y las presas están disminuyendo la acumulación natural de arena en las playas, lo que lleva a la necesidad, en algunas partes del mundo, de rellenar las playas artificialmente. A ello hay que añadir la destrucción de cordones dunares y la alteración de las corrientes de deriva litoral. Tampoco hay que olvidar el ascenso del nivel del mar o la mayor recurrencia de temporales extremos.

Es importante reconocer la importancia de la arena y tomar medidas para gestionar de manera sostenible este recurso valioso y proteger nuestras playas y ecosistemas marinos. Así que, la próxima vez que camines por la playa, recuerda que bajo tus pies se esconden secretos increíbles que merecen ser cuidados y preservados. ¡La arena de la playa es mucho más que un lugar para construir castillos y tomar el sol!

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias