jueves 18 de agosto de 2022 - Edición Nº1352

Actualidad | 28 jul 2022

MEGACIUDAD ECOLOGICA

Arabia Saudita planea construir en el desierto una megaciudad ecológica de 170 kilómetros de largo

Dos enormes rascacielos de 500 metros de alto albergarán a 9 millones de personas. Funcionarán con energía 100% renovable, sin calles, autos ni emisiones.


El príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman bin Abdulaziz, dio a conocer esta semana el diseño de una ciudad futurista con cero emisiones de carbono llamada “The Line”.

La utópica urbe, que consta de dos rascacielos paralelos de 500 metros de altura y 170 kilómetros de largo, forma parte del ambicioso proyecto NEOM: una megalópolis de varios cientos de miles de millones de dólares a orillas del Mar Rojo con el que el regente árabe busca diversificar la economía del reino petrolero.

El diseño de la mega ciudad ecológica presentado por Mohammed bin Salman bin Abdulaziz muestra cómo las comunidades urbanas futuristas podrán desarrollarse sin la necesidad de autopistas ni autos, sin contaminación, y albergar a millones de habitantes en poco espacio.

Con un tamaño de 200 metros de ancho, 170 kilómetros de largo, la mole de edificios podrá acoger a nueve millones de residentes y se construirá en una superficie de solo 34 kilómetros cuadrados.

Según el regente saudita, la idea de construir una ciudad de manera lineal y vertical brindará a las personas la posibilidad de moverse sin problemas en tres dimensiones -hacia arriba, hacia abajo o a través de ella- en lo que llamó “urbanismo de gravedad cero”: un modelo de organización urbana en el que casas, escuelas, parques, comercios y servicios se construyen de manera superpuesta y entrelazada.

De qué se trata el proyecto The Line
Con un ancho de solo 200 metros, “The Line” debe responder a la expansión urbana incontrolada y perjudicial para el medio ambiente, superponiendo casas, escuelas y parques, según el modelo de “urbanismo de gravedad cero”.

“El diseño en capas verticales desafía las tradicionales ciudades planas y horizontales. Crea un modelo de preservación de la naturaleza y de mejora de la habitabilidad humana. The Line abordará los retos a los que se enfrenta la humanidad en la vida urbana actual y arrojará luz sobre formas de vida alternativas”, afirmó el Príncipe en la presentación del proyecto

Además, bin Salman bin Abdulaziz explicó que el complejo funcionará con energías renovables, dando prioridad a la salud de las personas y la preservación del medio ambiente. En cuanto a las condiciones climáticas, The Line gozará de un microclima templado con ventilación natural todo el año.

Desde su primer anuncio preliminar en 2017 hasta la reciente presentación del diseño final, arquitectos y economistas de todo el mundo pusieron en duda la factibilidad del proyecto. Sin embargo, el príncipe Mohammed bin Salman bin Abdulaziz evitó una vez más disipar las dudas sobre la viabilidad económica y medioambiental del proyecto y se limitó a contar las bondades del diseño y su finalidad.

“El interés principal de la construcción de NEOM es aumentar la capacidad demográfica de Arabia Saudita”, explicó el heredero a la corona saudita. Y agregó que el objetivo es llegar a un millón de habitantes para 2030 y nueve millones para 2045.

Este meta forma parte del plan nacional del Reino árabe de aumentar su población total hasta los 100 millones para 2040 y hacer de Arabia Saudita una potencia económica capaz de competir en todos los sectores.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias