jueves 21 de enero de 2021 - Edición Nº778

Cultura | 25 nov 2020

HOLISTICA

El Mazdeísmo, el bien y el mal: Así actuó Zaratustra

En los años 600 a.C. vivió en Persia Zoroastro ( o Zaratustra), fue un visionario que predicó una nueva religión: el Mazdeísmo., un culto dualista que presentaba una deidad suprema llamada Aura Mazda u Ormuz («el Señor Sabio»), al que se le oponía un espíritu del mal llamado Ahriman.


Zoroastro logró imponer esta religión dualista a la politeísta que imperaba en su territorio.

El Mazdeísmo proponía que los individuos eran libres de elegir entre el bien y el mal, pero que existe un imperativo moral para conducirse de forma justa que  acaba por imponerse siempre.

El Zoroastrismo presenta al mundo como un campo de batalla donde las energías  del bien y del mal pueden luchar hasta el fin. El destino postmortem de una persona depende de su elección de cuál de los dos bandos reforzará  con sus pensamientos, palabras y obras. La consecuencia, según la elección, es el cielo o el infierno.

La creencia en la vida después de la muerte convierte esta confianza en el triunfo de las fuerzas del bien, el hombre tendrá que rendir cuenta de sus actos en el momento de pasar de la vida a la muerte.

Respecto de Zoroastro o Zaratustra, las opiniones se dividen entre los que proponen su verdadera existencia y los que lo consideran un personaje mitológico; esta diferencia no es particular del caso, ocurre lo mismo con otras figuras de la historia: Hermes Trimegistos, Christian Rosenkreutz y Jesucristo son suficientes ejemplos. Nosotros preferimos no participar de ese juego sino  centrarnos en el contenido del legado que nos dejaron.

Por ejemplo veamos el siguiente texto: “A  principios del siglo XV, en el centro de Europa, Christian Rosenkreutz convocó algunos hombres célebres por su probidad y sabiduría, para fundar un movimiento destinado a unir la ciencia y la religión con el fin de lograr que la sabiduría al amparo del fuego del amor, pueda sacar el sufrimiento de la Humanidad.” Frente a una declaración de tal magnitud, poco  importa si fue una iniciativa de Christian Rosenkreutz o de “su inventor” Joan Valentin Andreae, lo central es la enseñanza que deja tal declaración.

Pensamos que la esencia de esta posición queda perfectamente resumida en la antigua declaración respecto de Jesús de Nazareth: “Jesús puede haber nacido mil veces en Belén, pero si no nace en tu corazón no te ha de servir de mucho.”

Retomando el tema, el Mazdeísmo es llamado también Dualismo (su credo principal), Magismo (por sus sacerdotes), Zoroastrismo (por su creador) o Culto del Fuego (por su objeto de culto).

Su libro sagrado es el  Zend Avesta, una colección de textos litúrgicos de la antigua Persia atribuidos a Zoroastro al menos en partes. Zend significa explicación y Avesta ley, en él se presenta la  deidad suprema llamada Aura Mazda u Ormuz, al que se le oponía un espíritu del mal, llamado Ahriman.

El Mazdeísmo prevaleció en Persia durante unos mil doscientos años, desde el siglo V a.C. hasta el séptimo de nuestra era, cuando fue diezmado por los ejércitos de Mahoma. Aún hoy persiste en un pequeño número de seguidores en India.

El Avesta que llega a nuestros días es una colección de escrituras  que apenas alcanza la cuarta parte del Avesta completo, tal y como fue compilado en su origen.

Consta de cuatro libros, el principal es el Vendidad, los otros tres son tratados litúrgicos que contienen cantos de alabanza a las deidades bondadosas.

El Vendidad contiene la cosmología, la creación por parte de Aura Mazda de todo lo bueno del mundo y de Ahriman de las cosas malas, luego relata los comienzos de la civilización bajo el gobierno de Yima, a quien el mismo Aura Mazda instruyó en los arcanos cósmicos.

Contiene un meticuloso código de purificación, un cuadro de castigos para las faltas, exhortaciones a la compasión y elogios a las obras constructivas. Se describe detalladamente el trato amoroso hacia el perro, que alcanza en muchos casos  el mismo trato que los seres humanos, por ejemplo en los rituales mortuorios.

Aura Mazda estaba acompañado de seis espíritus:

  • La Verdad
  • La Justicia
  • El Orden
  • La Docilidad
  • La Vitalidad
  • La Inmortalida.

Aura Mazda hizo que los individuos sean libres de elegir entre el bien representado por estos espíritus o el mal caracterizado por sus opuestos: la mentira, la injusticia, el desorden, la soberbia, la enfermedad y la muerte. El hombre tendrá que rendir cuenta de sus elecciones  en el momento de pasar de la vida a la muerte.

¿Cuánta gente podrá en estos tiempos, asumir este concepto con total tranquilidad de conciencia?

José María Caracuel
Lic. En Ciencia Químicas (UBA)
Fitoterapeuta
Terapeuta Floral
Psicòlogo Holìstica

José María Caracuel reside actualmente en el Partido de La Costa y está dispuesto a aportar sus conocimientos en la materia, no sólo a través de nuestras páginas. Cualquier inquietud sobre estos temas, no dude en consultar a través del formulario de contacto (En la cabecera botón derecho).

A lo largo de casi 50 años de actuación profesional se desempeñó en la actividad privada, la docencia y el desarrollo de normas de los ámbitos nacional, Mercosur y Panamericano.

Colaboró en distintas publicaciones por ejemplo en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y la Unión Industrial.

Publicó en total 10 libros tanto en el ámbito de ciencia y tecnología, como en el de la divulgación científica, entre los que se encuentran:

-Recopilación trilingüe de términos metalúrgicos y definiciones. Instituto Nacional de Tecnología Industrial. 1993
-Sistemas de Calidad. Su implementación. Cámara de Industria y Comercio de la Pcia. De Buenos Aires. 1998
-Diccionario trilingüe del Cobre. Instituto Nacional de Tecnología Industrial. 1999
-Pensamiento y Espiritualidad. Studio Gráfico. 2012
-Ciencia Espiritual y Ciencias Fácticas. Studio Gráfico. 2013
-Ciencia, Filosofía y Misticismo. Editorial Dunken. 2014

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias