viernes 04 de diciembre de 2020 - Edición Nº730

Locales | 14 nov 2020

CAUSAS FALSAS Y EXTORSION

Allanan la Delegación Regional de Drogas Ilícitas de Mar del Tuyú y domicilios de policías

Es el foco de una investigación contra tres policías, incluido un jefe. Los acusan de plantar drogas, extorsión y armar causas de narcotráfico.


La fiscal Verónica Zamboni, ordenó una serie de procedimientos en la tarde del viernes con un blanco particularmente sensible: la Policía Bonaerense. Sospecha que agentes de la fuerza armaron causas, plantaron drogas y extorsionaron a vendedores de sustancias durante años.

El expediente, iniciado en el 2019, tiene como calificación los delitos de extorsión, incumplimiento de deberes de funcionario público y falsedad ideológica. La acusación: los policías pedían dinero a dealers para dejarlos operar y si no lo hacían les armaban causas falsas por narcotráfico. También investigan sobre presuntas complicidades en la venta de estupefacientes.

La fiscal Zamboni ordenó el allanamiento de la Delegación Regional del Trafico de Drogas ilicitas de Dolores, con sede en Mar del Tuyú, y los domicilios de tres agentes, entre los que se encuentra el jefe de operaciones de Narcocriminalidad, su esposa (también policía) y dos agentes. Se secuestraron celulares, marihuana y armas que los imputados tenían sin autorización, además de sus pistolas reglamentarias. En el caso, que contó con la colaboración de Asuntos Internos, se esperan detenidos en las próximas horas, según confirmaron fuentes del caso a Infobae.

La investigación arrancó por la denuncia de algunos acusados de comercio de sustancias. “La causa se inicia de oficio después de tener varios procedimientos en distintas localidades del Partido de la Costa donde los imputados, al prestar declaración indagatoria, manifestaban su intención de declarar contra personal policial”, explicó una fuente judicial.

En esas declaraciones los acusados en las respectivas causas apuntaban contra las mismas personas. Se sospecha que les pedían dinero a cambio de darles cobertura y no hacerles allanamientos. Las comunicaciones eran personales, entre los policías y los extorsionados, y también a través de terceros. “Plantaban drogas”, comentó a Infobae un investigador.

El primero en advertir esta irregularidad fue el abogado de uno de los imputados en esas falsas causas. El modo de operar de los policías era pedir a la Justicia órdenes de allanamiento y al hacerlos efectivos aparecían drogas. “Eso ocurría incluso con presencia judicial en los allanamientos. Evidentemente se las rebuscaban para de alguna manera plantar las drogas”, explicó un investigador.

La fuente contó que esto ocurrió al menos en tres procedimientos con personas detenidas por tenencia con fines de regionalcomercialización. En cada caso, a pesar de que los imputados no se conocían, había un patrón: aparecía cocaína fraccionada en muy pequeñas cantidades y muy cortada. “Casualmente en todos los procedimientos entre imputados que no se conocían entre sí los envoltorios de cada caso eran idénticos, la cantidad de sustancia también y lo mismo pasaba con la calidad, que fue testeada por nuestros científicos”, detalló.

Fuente: Infobae

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias