jueves 30 de mayo de 2024 - Edición Nº2003

Cultura | 21 abr 2024

EN VISPERAS DEL RECLAMO UNIVERSITARIO

"Alta", dijo. "Tenés el alta" | Mercedes Rizutti a propósito del cierre del Hospital de Clínicas

En medio de las amenazas de recorte presupuestario y en vísperas a la movilización en defensa de la Universidad Pública, recibimos este relato de Mercedes Rizutti, que refiere a su condición de ex paciente del Hospital de Clínicas -nosocomio dependiente de la UBA-, que sufre la amenaza de tener que cerrar sus puertas por falta de financiamiento estatal.


Era verano del ’91 cuando llegué buscando ayuda al Hospital de Clínicas.
No había sido fácil darme cuenta que estaba enferma, la anorexia no era un tema presente entonces (suponiendo que ahora lo sea), y el único lugar conocido (ALUBA) me había recibido con una violencia más extrema que mi enfermedad. 
El Dr. Yunes, Director del Equipo de Adolescencia,  evaluó personalmente mi voluntad de pelearla. “Los anoréxicos son mentirosos”, me chicaneaba, mientras la indignada yo hablaba del juramento hipocrático y no sé qué más. (Después supe que la amenaza de atropellarlo con mi Renault 12, me había valido la admisión). 
Durante meses, cada lunes,  el Dr. Roberto De Miguel me escuchó. Cuando había paro administrativo entraba por atrás. 
JAMÁS me dejaron sola.
El 3 de mayo, al cabo de la sesión, Roberto escribió algo y me mostró el papel. 
No entendí esas montañas.
“Alta”, dijo. Tenés el alta. 
Obviamente, me puse a llorar.
Fue el primer paso de muchos, sin los cuales no habría aquí una mujer escribiendo.
Ese hospital es parte de lo que hoy empujan al abismo con la gente encima. Gente que en la mayoría de los casos no está en condiciones de caer parada.
No tengo final para este posteo. Pero veo la zozobra y angustia de amigos que desaparecen por tristeza. Entonces recuerdo la frase de Kurt Cobain: “Es mejor morir quemado que apagarse lentamente”.
Que arda.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias