viernes 04 de diciembre de 2020 - Edición Nº730

Cultura | 10 nov 2020

HOLISTICA

El trabajo del psicólogo espiritual

Desde mediados del siglo XX surgieron un sinnúmero de enfoques tendientes a dar solución a los problemas mentales y emocionales que afronta gran parte de la humanidad como consecuencia de la distorsión de valores, la confusión instalada por el poder, las presiones y el estrés entre otras situaciones que nos tocan enfrentar por estos tiempos. *Por José María Caracuel


Así florecieron docenas de disciplinas tendientes a aliviar las consecuencias patológicas que producen estos incordios: diversos tipos de autoayuda, técnicas de meditación, terapias de grupo, etc. Cada una de ellas ofrece un abanico de posibilidades tan amplio como los conocimientos o deseos de sus practicantes; y por supuesto, como en casi todos los órdenes coexisten ideas sensatas y bien fundamentadas con otras poco serias y hasta perjudiciales para la salud.

Entre las prácticas profesionales juiciosas surgieron nuevos enfoques psicológicos, médicos, clínicos y educativos, dentro de las cuales se encuentra la psicología espiritual.

Cada individuo llega a la psicología espiritual con sus intereses, ideas, recuerdos y sentimientos, la tarea del profesional es escuchar y ayudarlos a escuchar. No se trata de injertar conocimientos o habilidades sino de prestar ayuda para el desarrollo de discernimiento, para la adquisición de un saber y utilizarlo en su propio beneficio.

Instalar en una persona un conocimiento ya elaborado puede inducir a que al tomarlo se abstenga de comprenderse, se separe de sí mismo para prestar atención al  pensamiento ajeno en lugar centrarse en sus propios sentimientos, sus propios pensamientos y sus propias ideas, la incorporación de los conceptos trasmitidos debe ser “vivencial”.

El “aprendizaje vivencial”  es un aprendizaje cargado de compromiso personal; la persona participa en forma activa en lugar de absorber pasivamente lo que se le ofrece, le imprime un sentido personal; el aprendizaje más importante es aquel que cada uno descubre por sí mismo y hace propio. El psicólogo espiritual no imparte conocimientos, sino que ayuda al otro a alcanzar su propio conocimiento y sus propias habilidades, es un guía, un facilitador. 

La relación entre el psicólogo espiritual y el consultante debe ser básicamente una alianza para el logro de los objetivos, ya sean estos visibles o por descubrir; debe generarse un vínculo especial que ayude a identificar los rasgos de la conducta que pueden convertirse en impedimentos o facilitadores del proceso.

Algunos ejemplos de objetivos concretos a trabajar entre psicólogo espiritual y consultante pueden ser:
- Un cambio en pensamientos, actitudes y conductas negativas.
- Acompañamiento para el logro de un propósito.
- Mejorar la comunicación.
- Abandonar hábitos negativos.
- Disminuir factores de riesgo.
- Aliviar o quitar síntomas patológicos.
    
En definitiva, optimizar el equilibrio físico, mental y emocional y mejorar la calidad de vida.

Uno de los objetivos principales de la relación es generar objetividad para modificar las creencias negativas del consultante, disminuir sus limitaciones y aumentar su permeabilidad a aceptar conceptos en principio ausentes en su actualidad.

En esta tarea la palabra no sólo es información, tengamos siempre presente la sensata sentencia que nos recuerda que ”algunas personas se aferran a las palabras porque no tienen otra cosa”. En el tema que nos ocupa de ninguna manera es así, las palabras son sólo peldaños de una escalera ascendente, deben usarse y dejarse para seguir adelante. 

Debe evitarse cualquier tipo de “esgrima verbal”, una característica muy difundida es aquella que hace que aceptemos con mucho entusiasmo los conceptos similares a los propios, pero que combatamos enfáticamente ideas que sean críticas para nuestras estructuras y hábitos de vida. La psicología espiritual tiene un discurso que habla al inconsciente, trasciende los límites del pensamiento lógico, tiene la capacidad de percibir en qué momento el consultante está preparado para asimilar conceptos que pueden serle totalmente ajenos hasta ese punto de su vida, en ese instante en el que está dispuesto para realizar una transformación interior importante actúa como catalizador de la misma respetando al máximo los tiempos y los procesos de cambio de la persona.

De esta forma se evita que el consultante gaste tiempo y energía en resistirse a lo nuevo, una reacción común cuando alguien trata de cambiarnos.

Los resultados de este proceso deben incorporarse en la vida cotidiana del consultante, deben presentarse en la contención en crisis, adicciones, discapacidades, así como en la integración y adaptaciones en el caso de dificultades en el aprendizaje. Sus efectos deben actuar para sostener, cuidar y aliviar las ansiedades, angustias y desequilibrios ocasionados por cualquier tipo de perturbación ya sea de orden emocional, intelectual o espiritual. 

Los resultados producidos son herramientas de auxilio en el desarrollo de habilidades, en el manejo del stress y la ansiedad, la resolución de problemas y la toma de decisiones.

* José María Caracuel
Lic. En Ciencia Químicas (UBA)
Fitoterapeuta
Terapeuta Floral
Psicòlogo Holìstica

José María Caracuel reside actualmente en el Partido de La Costa y está dispuesto a aportar sus conocimientos en la materia, no sólo a través de nuestras páginas. Cualquier inquietud sobre estos temas, no dude en consultar a través del formulario de contacto (En la cabecera botón derecho).

A lo largo de casi 50 años de actuación profesional se desempeñó en la actividad privada, la docencia y el desarrollo de normas de los ámbitos nacional, Mercosur y Panamericano.

Colaboró en distintas publicaciones por ejemplo en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM) y la Unión Industrial.

Publicó en total 10 libros tanto en el ámbito de ciencia y tecnología, como en el de la divulgación científica, entre los que se encuentran:

-Recopilación trilingüe de términos metalúrgicos y definiciones. Instituto Nacional de Tecnología Industrial. 1993
-Sistemas de Calidad. Su implementación. Cámara de Industria y Comercio de la Pcia. De Buenos Aires. 1998
-Diccionario trilingüe del Cobre. Instituto Nacional de Tecnología Industrial. 1999
-Pensamiento y Espiritualidad. Studio Gráfico. 2012
-Ciencia Espiritual y Ciencias Fácticas. Studio Gráfico. 2013
-Ciencia, Filosofía y Misticismo. Editorial Dunken. 2014

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias